La aplicación de drones en el sector agrario va desde la gestión de cultivos y la detección de enfermedades de las plantas hasta la vigilancia del ganado, pasando por la peritación de seguros agrarios y la búsqueda de bancos de pesca. Esta tecnología permite captar imágenes que pueden ser procesadas, analizadas e interpretadas, aportando información útil a la hora de tomar decisiones.

“Con la modernización incorporamos calidad de vida al mundo del regadío”. Esta es una de las ventajas de la modernización del regadío según me contaba Joaquín Rodríguez Chaparro, presidente de SEIASA, Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias, dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación...