Agrónomos Sin Fronteras es una fundación sin ánimo de lucro creada en Madrid en 2004 por profesionales de la agronomía, en su mayoría ingenieros agrónomos, de ahí que los elementos fundamentales sobre los que se basa su cooperación sean la capacitación y la extensión agraria. Es decir, ponen en marcha proyectos de cooperación al desarrollo basados en principios como la transferencia de conocimiento a la población en situación de pobreza y a los agricultores en países en vías de desarrollo.

En esta entrada del blog os quiero hablar sobre hidroponía o cómo cultivar sin suelo, pero antes de empezar quiero daros algunos datos. El primero es que en 2050 seremos más de 9.000 millones de personas viviendo en el planeta. El segundo es que como consecuencia de ello, y siempre con datos de la FAO, la demanda de alimentos aumentará en un 60% por encima de los niveles actuales. El tercero, y último, es que el 33% del suelo está degradado por la erosión y como consecuencia de ello se perderá un 10% del rendimiento agrícola.

Las informaciones sobre la presencia de plaguicidas en alimentos son cada vez más frecuentes y se extienden como la pólvora por las redes sociales, y por WhatsApp especialmente. Cada vez estamos más preocupados por nuestra alimentación, a veces hasta niveles obsesivos, y eso, unido a la falta de información y conocimiento, hace que demos por bueno todo lo que leemos.