La aplicación de drones en el sector agrario va desde la gestión de cultivos y la detección de enfermedades de las plantas hasta la vigilancia del ganado, pasando por la peritación de seguros agrarios y la búsqueda de bancos de pesca. Esta tecnología permite captar imágenes que pueden ser procesadas, analizadas e interpretadas, aportando información útil a la hora de tomar decisiones.