He titulado esta entrada del blog “Los 16 mejores periodistas agroalimentarios españoles”, aunque sé que esta lista que hago podría ser interminable, ya que somos muchos más los periodistas que cada día informamos y contamos la actualidad del sector agroalimentario. Esto es solo mi pequeño homenaje a todos los periodistas agroalimentarios en el Día Internacional de los Periodistas, que celebramos cada 8 de septiembre.

El jamón de York no existe es la guía para "comprar saludable y descubrir los secretos del supermercado" de Marián García, también conocida como "Boticaria García".

No sé si vosotros tenéis la misma sensación: hacer la compra cada vez es más difícil. Por un lado, nadie nos ha enseñado a interpretar las etiquetas. Por otro, en los últimos años han proliferado los experto del todo y del nada que contribuyen a difundir bulos alimentarios que en nada nos ayudan.

La Agricultura de Precisión es aquella que hace uso de las tecnologías de Sistemas de Posicionamiento Global (GPS), sensores, satélites e imágenes aéreas junto con Sistemas de Información Geográficos (SIG), entre otras, para gestionar una explotación agraria. Su desarrollo está experimentando un avance importante en los últimos años.

Agrónomos Sin Fronteras es una fundación sin ánimo de lucro creada en Madrid en 2004 por profesionales de la agronomía, en su mayoría ingenieros agrónomos, de ahí que los elementos fundamentales sobre los que se basa su cooperación sean la capacitación y la extensión agraria. Es decir, ponen en marcha proyectos de cooperación al desarrollo basados en principios como la transferencia de conocimiento a la población en situación de pobreza y a los agricultores en países en vías de desarrollo.

En esta entrada del blog os quiero hablar sobre hidroponía o cómo cultivar sin suelo, pero antes de empezar quiero daros algunos datos. El primero es que en 2050 seremos más de 9.000 millones de personas viviendo en el planeta. El segundo es que como consecuencia de ello, y siempre con datos de la FAO, la demanda de alimentos aumentará en un 60% por encima de los niveles actuales. El tercero, y último, es que el 33% del suelo está degradado por la erosión y como consecuencia de ello se perderá un 10% del rendimiento agrícola.