La olivicultura intensiva y la superintensiva marcan el rumbo

Castilla y León y Andalucía, la combinación perfecta para el cultivo de fresa

Cuando pensamos en fresas, lo primero que nos viene a la cabeza es Andalucía, especialmente Huelva, provincia que concentra el 95% de la producción, pero lo cierto es que el origen de casi todas esas fresas está en Castilla y León, donde se produce prácticamente toda la planta madre que garantiza la producción en Andalucía. Las bajas temperaturas en verano y la cantidad de horas de frío de Castilla y León permiten, por un lado, que la planta se desarrolle en fases fenológicas asociadas a la multiplicación vegetativa y alcance el estado de maduración perfecto en la fase de plantación y, por otro, mantener los estándares de sanidad deseados.

Así comienza mi artículo «Castilla y León y Andalucía, la combinación perfecta para el cultivo de fresa», publicado en la revista Agricultura, con la que colaboro.

¡Suscríbete para acceder a contenido interesante sobre el sector agroalimentario!

Mira mis otros trabajos.

 



Share This